INFLACIÓN

En lo corrido del año, la inflación ha tenido un desempeño muy favorable al pasar de 4.09%, al cierre del 2017, a 3.23% en septiembre pasado. Este comportamiento, por debajo de lo esperado, ha
contribuido a que las expectativas de inflación se acerquen más a la meta del Banco de la República. Por otra parte, es de destacar el bajo nivel de dispersión en las proyecciones a lo largo del año, lo que refleja la ausencia de factores de gran incertidumbre.

Al analizar los determinantes detrás del buen comportamiento de la inflación en el 2018 se destacan la abundante oferta de alimentos, que ha permitido que la inflación por este concepto esté por debajo de la inflación total, la dilución del efecto del aumento del IVA en 2017, la indexación 11 de precios a un nivel de inflación menor y la relativa estabilidad de la tasa de cambio. Por el contrario, los aumentos de los bienes regulados, en especial de las tarifas de energía eléctrica, han sido fuente de presión al alza, aunque insuficiente, para contrarrestar las presiones a la baja.

Para el cierre del año, según nuestros cálculos, se puede afirmar con una alta probabilidad que la meta de inflación se cumplirá, con una proyección a diciembre cercana al 3.4%. Lo anterior debido
a que la menor indexación de precios compensaría las presiones al alza que ya empiezan a observarse, y que estimamos continúen, en los precios de los alimentos. Vale la pena destacar que el logro de la meta de inflación no se observaba desde el 2014, lo que sin duda será otra de las buenas noticias en materia económica del 2018.

Para el 2019, con la información disponible al momento, pensamos que las principales fuentes de incertidumbre en la inflación serán los efectos de la reforma tributaria y del fenómeno de El Niño. En el primer caso, una reducción en la tarifa general del IVA, con una extensión del impuesto a la canasta básica, generaría un cambio sin precedentes que, de ser aprobado, podría impactar los precios de forma considerable. En el segundo caso, y tal como se presenta más adelante en este documento, existe una alta posibilidad de que en el cierre de este año y el comienzo del próximo se manifieste el mencionado fenómeno, lo que presionaría un alza de la inflación, dependiendo de su intensidad, a través de una menor oferta de alimentos y de mayores tarifas de energía eléctrica.

Adicional a los factores anteriores se encuentran el crecimiento económico, el comportamiento de la tasa de cambio y la actualización de la canasta del IPC por parte del DANE, proceso en el que esta entidad ha venido trabajando desde hace varios meses y que entraría en vigor a partir de enero próximo. Es importante anotar que estos factores generan menor incertidumbre en cuanto a su
impacto en los precios. En términos de crecimiento, en la medida que la economía crezca más cerca de su potencial se esperaría una presión alcista por mayor demanda; en cuanto a la tasa de cambio, debe recordarse que el pass-through es pequeño y que escenarios con movimientos significativos en la tasa de cambio no son los más probables en el momento. Finalmente, en cuanto a la actualización de la canasta del IPC, podría haber una presión a la baja en la medida en que los alimentos reduzcan su ponderación en el índice, lo que es razonable al tener en cuenta el aumento
en el nivel de ingresos que ha tenido el país desde la última actualización. Sin embargo, al elevar la ponderación de los productos diferentes de alimentos, aumentaría el pass-through, tanto de la tasa de cambio como de lo que se apruebe finalmente en la ley de financiamiento.

 Consideramos que la principal fuente de incertidumbre en la inflación es lo relacionado con los posibles cambios sobre el IVA. Lo anterior debido a que, al momento de la publicación de este documento, no es clara ni la tarifa general ni la lista de bienes a los que se extendería el IVA y, por lo tanto, tampoco su impacto a corto plazo sobre el crecimiento. Sin embargo, con el objetivo de dimensionar los efectos de los posibles cambios, en el cuadro adjunto mostramos un estimativo de cuál podría llegar a ser el impacto inflacionario de extender el cobro del IVA a diferentes grupos de bienes reduciendo la tarifa general a 18%, gravando a 5% los bienes que actualmente no tienen el impuesto y aumentando a 10% la tasa de los que están gravados actualmente al 5%. Este escenario, aunque meramente especulativo, contempla algunas de las posibles medidas que se han dado a conocer en declaraciones públicas sobre el tema.

En el cuadro se observa que el impacto inflacionario que podría llegar a tener la reforma no es despreciable. De hecho, las estimaciones indican que podría poner en riesgo el logro de la meta de inflación del próximo año. Además, factores como la mayor ponderación de los bienes diferentes a alimentos en la actualización de la canasta del IPC, el hecho de que los bienes que actualmente no tienen el impuesto son más inelásticos que los que ya lo tienen y un mayor crecimiento de la economía podrían hacer que el efecto de extender el IVA sea mayor al que estimamos aquí.

Finalmente, el gráfico de la página 14 muestra tres posibles escenarios del comportamiento de la inflación durante el próximo año. El primer escenario se construyó sin considerar cambios en materia tributaria y teniendo en cuenta nuestras expectativas sobre el resto de las variables. El escenario 2 contempla el impacto de los cambios antes descritos, sin incluir aquellos sobre servicios
públicos, salud, educación y transporte público. El escenario 3 muestra nuestras estimaciones en caso de que se llegaran a aprobar la totalidad de las modificaciones e impactos presentados en el cuadro anterior.

Por lo anterior, pensamos que el año 2019 podría plantear retos en términos de inflación de materializarse cambios en el régimen tributario con impactos similares a los estimados acá y un fenómeno de El Niño más fuerte de lo esperado. Estos efectos podrían ser compensados por un crecimiento menor al estimado, efecto que no se incorpora en estos cálculos debido a que, a la fecha, no es claro de qué manera impactará la reforma el crecimiento a corto plazo

Tabla de Contenido

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Idioma »
Cerrar
Cerrar