Gestión Adecuada de las Sustancias Químicas

  • Según la ONU, en el 2018 más de 120 países no habían implementado el Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos. 

La meta mundial de reducir al mínimo los efectos adversos de los productos químicos y los desechos no se alcanzará para el 2020. Hoy se siguen liberando en grandes cantidades productos químicos como desechos plásticos y farmacéuticos al ambiente que, podrían generar en los próximos años, un escenario de insostenibilidad en nuestros ecosistemas, afectando de forma irreversible la salud humana.

Si bien la gran mayoría de gobiernos y empresas a nivel mundial se han comprometido en la implementación de estrategias para la gestión eficiente y sostenible de las sustancias químicas, a corte de 2018 más de 120 países no habían implementado el Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos.

Informe Perspectivas de los productos químicos a nivel mundial II

Este informe fue realizado por la ONU y asegura que la industria química sigue creciendo. En el 2017 la capacidad de producción fue de 2.300 millones de toneladas, valorada en más de 5 billones de dólares y, se proyecta que esta cifra se duplicará para 2030.

Así mismo, el consumo y la producción han aumentado con rapidez en las economías emergentes, lo que es preocupante, puesto que, en muchos de estos países la normatividad alrededor de las Sustancias Químicas no se cumple y es poco específica a la hora de reglamentar el consumo y gestión de todas las sustancias de interés ambiental.

El crecimiento paulatino de este sector, la continua liberación de miles de toneladas de sustancia químicas al ambiente y el bajo compromiso por parte de algunos gobiernos podría prolongar e incluso aumentar la carga de morbilidad de estos productos que, según la Organización Mundial de la Salud, en 2016 fue de 1.6 millones de vidas.

Lea también: Una Nueva Cultura Del Agua

Generando Conciencia y Formación Empresarial en el Sector

Bajo este contexto y con el propósito de concientizar y formar a los empresarios del sector industrial de Colombia sobre la importancia de gestionar de forma adecuada las sustancias químicas y promover acciones de reconversión hacia sistemas sostenibles de producción, mediante la gestión del riesgo ambiental, la Corporación Ambiental Empresarial, CAEM, filial de la Cámara de Comercio de Bogotá, y la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, realizaron de forma gratuita tres talleres de Sustancias Químicas, dirigidos a empresarios  del sector de alimentos y la industria de las pinturas en la capital del país.

Más de 110 empresarios de Bogotá- Región tuvieron la oportunidad de conocer la normatividad y las acciones que desde el Gobierno Nacional y el sector privado se están promoviendo para la gestión integral de las sustancias químicas de interés ambiental y la importancia de ejecutar planes de contingencia.

Igualmente, recibieron una introducción al Sistema Globalmente Armonizado, SGA, el cual establece los criterios para el etiquetado y las fichas de datos de seguridad para informar sobre los peligros de las sustancias.

De acuerdo con Diana Aguilar, coordinadora de Consumo y Producción Sostenible de la CAEM, “este tipo de talleres se suman al llamado de la ONU a seguir promoviendo el consumo y producción responsable de sustancias químicas que, al ser manipuladas erróneamente, pueden afectar la vida en toda su complejidad

Así mismo, lo que buscamos con los talleres fue formar a los empresarios sobre la importancia de implementar más y mejores medidas de gestión de las sustancias químicas para que entre todos aportemos a alcanzar objetivos como el 3 y el 12 de los ODS y cumplir el protocolo de Montreal para proteger nuestra capa de ozono”.

Lea también: ¿Cómo Saber Si Debemos Beber Agua Del Grifo?

¿Por qué es importante la gestión correcta de las sustancias químicas?

Las principales sustancias peligrosas para los ecosistemas se pueden clasificar en 6 tipos: material particulado; metales pesados, pesticidas de origen orgánico; solventes de origen orgánico, hidrocarburos poliaromáticos y los compuestos orgánicos volátiles.

Estos, debido a sus características químicas y a que no son manipulados o gestionados de forma sostenible, contribuyen al aumento de los Gases Efecto Invernadero (GEI) que, de acuerdo con el IDEAM, hoy están compuestos en su mayoría por dióxido de carbono, 50%, metano, 18%, CFC, 17% y ozono troposférico, 9%, entre otros.

“La correcta manipulación de estas sustancias evitan dos escenarios importantes. Por un lado, se impide la contaminación y degradación de nuestros ecosistemas, debido a que son químicos que, por su baja degradación y resistencia a la oxidación, radiación y corrosión, son altamente peligrosos para los ciclos vitales de la naturaleza y persisten por mucho tiempo en el ambiente. Por otro lado, se frena la transferencia de químicos nocivos a través de la cadena alimenticia que pueden afectar la salud de los animales y la de los humanos”, aseguró Aguilar.

Finalmente, durante los talleres, los empresarios recibieron los certificados del diplomado virtual en gestión del riesgo ambiental, en el marco del convenio de asociación 3095 de 2018 para la reconversión del sector privado hacia sistemas sostenibles de producción, mediante el cálculo de la huella de carbono, el manejo integral del recurso hídrico, la gestión del riesgo ambiental y la promoción de buenas prácticas en las empresas y unidades productivas asentadas en la jurisdicción CAR.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Idioma »
Cerrar
Cerrar