Coronavirus el nuevo Cisne Negro, de los Mercados Financieros: Análisis de Renta Variable

Mercados de acciones se han visto fuertemente golpeados

La mayor incertidumbre borró las ganancias del año en EE.UU.

Desde que China conoció los primeros casos de Coronavirus, el 31 de diciembre de 2019, el S&P 500 ha retrocedido el 8.56%, llevando el índice a niveles no vistos desde noviembre de 2019. Sin embargo, la mayor parte de dicho retroceso se presentó durante la última semana de febrero, con un sell-off que cerró la peor semana para el índice desde 2008 (-11.5%), producto de ausencia de noticias claras sobre una cura de corto plazo, sumado a un crecimiento persistente del número total de infectados, particularmente fuera de China, y su aparición en nuevos países. Los grupos económicos de mayor retroceso han sido los de mayor exposición a factores de comercio, movilidad y crecimiento global, como las aerolíneas y las compañías petroleras de upstream y downstream.

Fuente: Bloomber

Dado que el COVID-19 no es un tema económicamente estructural, esperamos que la recuperación de los mercados se dé rápidamente

Al evaluar las 26 correcciones de mercado (caídas de las acciones entre el -10% y el -20%), que ha presentado el mercado de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial, la recuperación a los niveles antes de la caída se han dado en periodos de alrededor de cuatro meses. Por otro lado, las correcciones bearish (mayores al -20%), que se han presentado en 12 ocasiones desde la Segunda Guerra Mundial y se han tardado en promedio dos años en recuperarse. Sin embargo, dado que el impacto del COVID-19 podría no ser estructural en el crecimiento global, consideramos que la recuperación podría darse más rápidamente frente a otras correcciones históricas.

Fuente: Goldman Sachs | CNBC | Estimaciones: Davivienda Corredores

La brecha continúa favoreciendo el posicionamiento en emergentes

Pese a las correcciones de la última semana de febrero, EE.UU. continúa mostrando evidentes niveles de sobrevaloración frente al resto del mundo y frente a su propia historia. Además, su alta interconexión con el comercio internacional lo expone en mayor medida al impacto del COVID-19, en comparación con mercados menos interconectados como el de Colombia, que dependen mucho más de su demanda interna, aunque reconocemos el impacto que tiene el petróleo para la economía y la estabilidad fiscal. A esto se suma que entidades como JP. Morgan y Goldman Sachs ya han recortado las estimaciones de crecimiento en utilidades corporativas, incluso al punto de proyectar que no habría crecimiento en las utilidades por acción en 2020 en el mercado estadounidense, frente al ~5% que se había proyectado a inicios de año.

Fuente: Bloomberg | Cálculos basados en índices del MSCI para cada región

Impacto del Coronavirus en el COLCAP representa una oportunidad

Composición del COLCAP podría llevarlo a ser uno de los mercados de más rápida recuperación

El año 2020 arrancó con cifras positivas en actividad económica, y buenos resultados financieros por parte de las compañías locales. Hechos que aunque anticipábamos serían el catalizador para que el desempeño se mantuviera positivo, han sido opacados por el impacto no esperado que representa el Coronavirus a nivel global.

Actualmente en dólares el mercado local se ubica como uno de los de peor comportamiento (muy cerca de Brasil y Chile), tanto frente a mercados desarrollados como emergentes, lo que además de las desvalorizaciones en moneda local, se ha agudizado por el desempeño de la tasa de cambio, y la alta representatividad de acciones de alto beta como Ecopetrol y Bancolombia (36%).

Esto consideramos que en la actualidad representa una oportunidad, puesto que una vez se empiecen a disipar los efectos del coronavirus, el mercado colombiano podría ser uno de los de mayor y más rápida recuperación.

Desajuste frente a fundamentales nuevamente en máximos

Potencial del COLCAP frente a nuestro escenario base subió a 21.3% incluyendo dividendos

Como resultado de la desvalorización observada en lo corrido del año, nuevamente estamos ante una gran oportunidad de compra de acciones en el mercado local, eso sí en medio de un entorno de volatilidad que puede persistir.

Al revisar el retorno incluido los dividendos nos encontramos con que el grueso de las acciones presentan un potencial superior a dos dígitos, y en niveles mínimos de precio de los últimos 12 meses. Incluso acciones como la ordinaria y preferencial de Bancolombia luego de superar nuestro Precio Objetivo ahora presentan un potencial de retorno cercano al 20%.

Somos conscientes que es imposible predecir el momento exacto del inicio en la recuperación de los mercados, más aún porque la aversión al riesgo se mantiene elevada, pero definitivamente es momento de comprar de forma diversificada.

Así, aunque nuestra recomendación favorece la inversión en nuestros TOP PICKs (Celsia, GEB, Grupo Sura, Ecopetrol y el Cóndor), en esta ocasión recomendamos tomar posiciones indexadas al COLCAP a través de ETFs como el ICOLCAP y el HCOLSEL o Fondo acción.

Proyectos de distribución de utilidades, reafirman nuestra tesis de una recuperación para el mercado local

Dividend yield 2020E en LatAm

Como lo hemos mencionado anteriormente, este es un año donde el COLCAP se va a destacar por su retorno por Dividendos, el más alto desde 2011. Adicionalmente, ante los bajos retornos que en este momento se vislumbran en la renta fija cobra mucho atractivo acciones que podrían reportar un dividendo cercano al de un TES de 10 años.

Está tesis se consolida con las propuestas de distribución de utilidades que han presentado ya el grueso de las compañías que incluso en casos como Corficolombiana, Celsia, Bancolombia y Grupo Sura han superado nuestras expectativas por lo que seguimos pensando que este atractivo es un diferenciador clave para el mercado local.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Idioma »
Cerrar
Cerrar