Formación Virtual a un Clic de Distancia

Formación Virtual a un Clic de Distancia

  • El internet satelital, una tecnología que habilita las conexiones en los lugares de difícil acceso, se convierte en un aliado de las zonas rurales habilitando allí la participación en los modelos de educación virtual.

La educación virtual en el mundo viene ganando terreno por tratarse de un modelo que permite acceder al conocimiento sin restricciones, capaz de suplir los vacíos en conectividad que hoy enfrentan zonas apartadas en países como Colombia, pero, además, porque ofrece una metodología que permite a cada persona aprender a su ritmo, omitiendo los desplazamientos a una institución educativa y la necesidad de cumplir horarios específicos para asistir a un aula física, entre otras.

En Colombia, este tipo de educación también se ha comportado con una tendencia al alza: de acuerdo con las cifras del Ministerio de Educación, en 2010 había 12.000 estudiantes bajo esta modalidad en el país; en 2015, 65.000; y en 2017, 80.000.

En el mundo las cifras también son contundentes

según el estudio ‘El Mercado Global del E-learning’ del Online Business School, para finales de 2019 se estima que 50% de las clases que se dictarán en instituciones de educación superior serán virtuales. Adicionalmente, el segmento presentará crecimientos de entre 7,6% y 9,6% hasta 2020. Es importante destacar que, si bien en Colombia las cifras pueden aún distar de esta proyección, muchas universidades ya han comenzado a recorrer este camino a través de la implementación de los MOOCs (Massive Open Online Courses).

Otros factores que inciden en la proliferación de este modelo tienen que ver con la ampliación del acceso a internet pues los datos de la Primera Gran Encuesta TIC evidenciaron que 64% de los hogares colombianos tiene acceso a internet, 44% de los nacionales usan esta tecnología para consumir contenidos relacionados con capacitación y 72% tiene al menos un teléfono inteligente, abriendo camino para una de las tendencias más sólidas de la educación en línea: el consumo de contenidos en dispositivos móviles.

Todo lo anterior demuestra que las condiciones para el uso de este modelo están dadas, no obstante, no ha sido explotado en todos los campos, por ejemplo, sería una gran herramienta para aumentar los índices de educación rural. El Índice Sintético de Calidad Educativa (ISCE), presentado en mayo de 2018, indicó que el promedio de años de educación en una zona rural en 2016 fue de 5,5, mientras que para la zona urbana fue de 9,6.

A esto se suma que la deserción escolar en las zonas rurales es de casi el doble que en las urbanas y los índices de asistencia a primaria y secundaria son notablemente menores. Así mismo, el estudio destacó que 13,8% de los niños entre los 12 y 15 años que viven en el campo, no van al colegio. Y si se hace foco sobre la tecnología, el informe detalla que solo 53% de las escuelas rurales tiene acceso a internet frente a un 91% de las que se encuentran ubicadas en zonas urbanas.

El internet satelital como aliado infalible de la educación

Su tecnología habilita las conexiones en las zonas que eran tradicionalmente de difícil acceso, llevando a todos estos lugares los beneficios del modelo de educación virtual o los contenidos complementarios del sistema educativo que hoy están sobre plataformas digitales.

Pero más aún, no se trata de llevar el conocimiento solo a los más chicos, sino a los adultos que también pueden obtener muchos beneficios a partir de la educación online. Plataformas como NetxU, OpenEnglish, Coursera y Platzi, entre otras, han ganado muchos adeptos por las competencias que imparten sus cursos, por acercar a todos a las grandes escuelas del mundo, como Harvard, y por las facilidades naturales del modelo, que no requiere que los profesores y estudiantes converjan en espacio y tiempo para enseñar y aprender.

“Somos conscientes de que la educación es uno de los pilares del desarrollo de un país y por eso queremos habilitar en las zonas más alejadas este tipo de beneficios. Estamos de acuerdo con la definición que hace el Ministerio de Educación, según la cual, la educación virtual es una acción que busca propiciar espacios de formación, apoyándose en las TIC para instaurar una nueva forma de enseñar y de aprender”, explicó Roque Lombardo, gerente general para Colombia de HughesNet.

Con un panorama como este es evidente que la conexión en las zonas rurales es una condición sine qua non para que no se pierdan oportunidades de educación en el país, y para que se continúe transitando un camino hacia una mejor calidad de vida para sus pobladores y un crecimiento sólido para Colombia.

“Hoy no solo están dados los modelos educativos, sino también las condiciones técnicas y de cobertura para ampliar la educación en zonas rurales, es cuestión de hacer match”, concluyó Lombardo.

¡Aún sin comentarios!

Se el primero en iniciar una conversación.

Solamente Usuarios registrados pueden comentar.