Si tiene diabetes, conozca cómo interpretar las etiquetas nutricionales

Para lograr un buen control de la diabetes, es muy importante conocer las características nutricionales de los alimentos. La alimentación es una parte relevante de su rutina diaria, por este motivo debe prestar atención a los detalles de la información nutricional de las etiquetas como: las calorías, el total de carbohidratos, la fibra, las grasas, el sodio y el azúcar. Leer la información nutricional puede ayudarle a tomar mejores decisiones.

¿Qué son las etiquetas nutricionales?

Es la información ofrecida al consumidor sobre las propiedades nutricionales de un alimento.

¿Dónde se pueden encontrar?

La mayoría de los alimentos envasados que se venden en las tiendas mencionan estas propiedades en el envase, en una sección denominada Información Nutricional.

¿Qué es lo más importante que deben leer las personas con Diabetes?

Para las personas con Diabetes no sólo es importante el contenido de azúcar del alimento, sino también las diferentes formas de carbohidratos que contienen. Actualmente, en un programa de alimentación para personas con Diabetes, se utiliza el método de Conteo de Carbohidratos (hidratos de carbono), que es una estrategia donde se cuentan los carbohidratos de los diferentes alimentos que consumimos.

Los alimentos que aportan Carbohidratos son: las verduras, las frutas, las leguminosas (frijol, lenteja, haba, soya), los cereales y sus derivados, los tubérculos y plátanos, la leche y bebidas lácteas. Si usted tiene bomba de insulina, consulte a su nutricionista para crear su programa de alimentación que contenga la cantidad de carbohidratos adecuada, para cubrir sus necesidades diarias.

  1. Para iniciar la lectura de las etiquetas de los alimentos, primero observe el tamaño de la porción y la cantidad de porciones por envase que usted va a consumir.
  2. Luego revise la cantidad total de carbohidratos por porción que contiene, debido a que, éstos son los que se convierten en glucosa en el torrente sanguíneo.
  3. Finalmente, ajuste sí es necesario, el contenido de carbohidratos al número de porciones que usted está consumiendo.

Diabetes, alimentación y bombas de insulina

La alimentación desempeña un papel central para tratar la diabetes y mantener los niveles de glucosa en sangre bajo control. Con múltiples dosis de insulina (MDI), puede ser difícil adaptarse a diversas dietas, a los retrasos en las comidas o saltarse una comida. Con una bomba de insulina, la relación con la comida puede ser más fácil y flexible.

La bomba de insulina le ayuda a usted y a su equipo médico, ya que imita mejor la forma en que el páncreas sano suministra la insulina basal al cuerpo aportando pequeñas cantidades de insulina de acción rápida de día y de noche. Puede ayudar a gestionar mejor la necesidad de ajustar la dosis de insulina, en especial en las comidas y durante la noche, y así contribuye a lograr un mejor control de la glucosa.

Los estudios clínicos confirman que los pacientes con diabetes tipo 1 de todas las edades que cambian de MDI al tratamiento con bomba de insulina refieren mejoras en la calidad de vida y una mayor satisfacción con el tratamiento.

¿Tiene diabetes tipo 1 o tipo 2? preste atención a los puntos:

  1. Si su plan de comidas se basa en el conteo de carbohidratos, la lectura de las etiquetas de los alimentos será una herramienta esencial.
  2. Tenga en cuenta los ingredientes saludables para el corazón, como la avena. Las grasas monoinsaturadas, como el aguacate, el aceite de oliva, de canola y los frutos secos como las nueces, el maní y almendras, también promueven la salud del corazón.
  3. Evite los ingredientes poco saludables, como las grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas que por lo general están en los aceites que están elaborados a partir de varias fuentes, en los aceites reutilizados y en las margarinas.
  4. Los ingredientes se detallan por peso en orden descendente. Los principales ingredientes (más pesados) se detallan primero, seguidos de otros ingredientes usados en menores cantidades
  5. Tenga en cuenta el total de carbohidratos, no solo el azúcar. Evalúe los    gramos de carbohidratos totales que comprenden el azúcar, los carbohidratos complejos y la fibra.
  6. Ponga especial atención a los alimentos ricos en fibras. Busque alimentos con 3 o más gramos de fibra.
  7. Los alimentos “Sin azúcar” o “Sin azúcar añadida” no significa que no tienen carbohidratos. Estos productos pueden ser importantes en la alimentación de una persona con diabetes, pero recuerde que también pueden contener otros tipos de carbohidratos que debes considerar.
  8. Tenga cuidado con los productos bajos en grasa: la grasa tiene más del doble de calorías que los carbohidratos o las proteínas. Si está intentando bajar de peso, puede que los alimentos bajos en grasa parezcan ser justo lo que necesitas. No solo es importante la cantidad de grasa, sino el tipo de grasa. Elija los alimentos con grasas más saludables. Si bien tienen alto contenido calórico, las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas son las mejores opciones, ya que ayudan a reducir el colesterol y protegen el corazón.
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Idioma »
Cerrar
Cerrar