Home Office: Una Alternativa Atractiva en Tiempos de Covid-19

Por: Eduardo Frontado Sánchez

Una de las bondades más importantes que los adelantos tecnológicos han traído a nuestra vida laboral y cotidiana, es el denominado Home Office’ o trabajo en casa. Una modalidad de trabajo que cada vez se vuelve más importante, sobre todo en estos momentos de crisis mundial donde el covid-19 se ha hecho responsable de agilizar la automatización y digitalización de muchos de los procesos de las empresas, para continuar con su operación desde las casas de sus trabajadores.

Sin embargo, viéndolo más allá de la situación actual, esta metodología de trabajo ha sido recomendada por brindar muchas ventajas, sobre todo, en ciudades grandes en donde el tráfico, la contaminación y las largas distancias pueden bajar la productividad de los empleados.  Además, puede ser la forma para recuperar el tiempo perdido que producen las ausencias laborales por situaciones tales como visitas médicas, gestiones bancarias, renovación de documentos, entre otros. Y desde el punto de vista de la dinámica urbana, resulta muy atractivo pues representa una considerable disminución de los gases contaminantes de fósiles pétreos, menos trancones de tráfico, ahorro en el tiempo de desplazamiento, descanso, tiempo de alimentación, entre otros.

Por otro lado, puede ser también la posibilidad de disminuir gastos administrativos; reduciendo los costos de espacio de oficina, equipamiento, servicios generales, llegando inclusive a representar un importante ahorro en lo que a beneficios laborales se refiere. No siempre es este el motivo que nos lleva a hacer el trabajo en el hogar, es también una respuesta al importante fenómeno de rotación de personal y el deseo de empoderamiento de nuestros empleados, que lleva a incluir esta medida dentro de las posibilidades de incentivos de mejoras laborales.

También le puede interesar: Teletrabajo: Productividad Remota en Tiempos de Coronavirus

No podemos olvidarnos de las tendencias actuales  relacionadas con aligerar el ambiente laboral, flexibilizando aspectos como disminución de la exigencia de la vestimenta del personal, flexibilidad en los horarios    de trabajo, el  propiciar zonas de descanso dentro del mismo ambiente de la  oficina y otras medidas de este tipo que vemos frecuentemente en   empresas que son las conocidas como “Las  más deseadas para trabajar en ellas”  por la mayoría de los empleados, como lo son:  Amazon, Google, WholeFood Market, entre otras; siendo importante resaltar que las organizaciones mencionadas no  tiene solamente la inclinación  de promover el trabajo a distancia, sino también de flexibilizarlo, de esta manera   no desean institucionalizarlo como política general, pues no delegan el control presencial.

Resulta innegable la ventaja cualitativa y cuantitativa que esta modalidad introduce, las cuales se potencializan de manera exponencial en circunstancias como las actuales, en donde estamos invadidos por una pandemia de dimensiones inimaginables, que, si no se contara con esta ingeniosa forma de trabajo, las consecuencias económicas serían catastróficas.

Home Office en Colombia

Ciertamente, no todas las especialidades o formas de trabajo pueden ser abarcadas por esta modalidad, pero sí un espectro importante que representa un número clave entre el colapso total y la posibilidad de generar una transición. Es importante hacer notar que las cifras que se presentan a continuación son resultado del estudio realizado en el 2018, en condiciones normales, sin contingencias del tipo pandemia.

En el caso de Colombia, según la investigación realizada por Estudio Digital Colombia y el Ministerio de Tecnologías de Información “hay 122.278 teletrabajadores, lo que representa un 0,7% de la fuerza laboral disponible, más sin embargo lo consideran como una modalidad que avanza y ofrece buenos ingresos”. Tal es el caso que compañías como Zemego, Workana, Linkedin, entre otras, ofrecen perfiles de trabajo remoto para empresas que requieren hacer su transformación digital.

Para el caso de los países latinoamericanos en el ámbito de las start ups, pequeñas empresas y los denominados profesionales en ejercicio libre o freelancers, esta modalidad es casi mágica, ya que les permite asumir un número pequeño de gastos en el inicio de su emprendimiento; minimizándolos hasta posesionarse en algún nicho deseado, en definitiva, el despegue de la empresa.

Resulta importante analizar esta tendencia tan marcada en Colombia, tomando los datos del estudio en el cual se detalla: Bogotá es la ciudad con mayor número de teletrabajadores con 63.995, le sigue Medellín con 29.751, Cali con 13.379, Bucaramanga con 4.992 y Barranquilla con 4.827.

Cifras de los cuales 86.116 desempeñan sus labores en el sector servicio y tan solo 26.444 en el área comercial. Igualmente, existen empresas a la vanguardia de este trabajo a distancia, como lo es Bancolombia, en la cual existe la posibilidad de trabajar en casa en cargos para todo nivel, tales como auxiliares, gerentes, directores, vicepresidentes y, en la mayoría de los casos, administrativos. Inclusive las empresas más conservadoras ofrecen una combinación de trabajo presencial con trabajo en casa. Este el caso de Siemens Healthineers, la cual empezó un proceso desde 2012 ofreciendo un plan hibrido que combina trabajo presencial y dos días a la semana de teletrabajo.

Aun cuando existen estudios que se atreven a afirmar que esta forma novedosa de trabajo permite un aumento de la productividad de un 50% del empleado, puede ser prudente esperar el desarrollo y afianzamiento de la misma, para poder concluir sobre ella; pues no podemos olvidar que los humanos somos, antes que nada, seres sociales. La aparición de la era digital ha demostrado la imperiosa necesidad del contacto humano, pues lo humano es lo que te identifica, y ya se ha demostrado ampliamente que la máquina necesita del operador para ser efectiva.

Otros contenidos: Beneficios de las Pausas Activas Durante la Cuarentena

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Idioma »
Cerrar
Cerrar