Herramientas Tecnológicas para el Hogar son la Solución para las Contingencias

Por: Gustavo Calderón – Director Regional de Ventas de Belkin y Linksys

La epidemia actual que afecta al mundo nos hace reflexionar sobre la paralización de las actividades en las oficinas, los comercios y las escuelas. La suspensión, como medida preventiva, de las actividades en las organizaciones afecta a la comunicación y conlleva a pérdidas económicas en todas las industrias. Por lo tanto, pensar en el trabajo vía remota es una medida que las empresas están considerando o implementando cada día más.

Lo anterior, no sólo para anticiparse a las contingencias de salud o de desastres naturales, sino como una buena medida que beneficia a los empleados reduciendo su estrés al trasladarse en las grandes zonas conurbadas, práctica que estimula y genera mayor productividad, con grandes beneficios a las organizaciones, incluso a las instituciones educativas ya que se evitarían clases perdidas realizándolas en línea. La solución para enfrentar las contingencias está al acceso de todos.

Consejos para Implementar un Sencillo Home Office

En primer lugar, deberán reunir a los empleados por áreas y acordar cómo llevar a cabo el trabajo de forma remota, con la finalidad de que el trabajo sea fluido y eficaz, pues el éxito del desempeño y resultados radica en la comunicación del equipo de trabajo. Un buen ejercicio para mantenerse en contacto es realizar video llamadas de ser posible diarias y sino por lo menos semanales.

También le puede interesar: Teletrabajo: Productividad Remota en Tiempos de Coronavirus

Así mismo, a los empleados se les debe concientizar la importancia de definir un espacio especial en casa que funja como oficina, en el que se eviten las distracciones. Teniendo en cuenta esto, entre las herramientas de trabajo para el óptimo desarrollo de sus actividades deben contar con una computadora portátil, una línea telefónica fija o móvil, impresora, por mencionar algunos.

Por otro lado, para trabajar desde casa, no es necesario realizar una gran inversión pues bastará con tener una buena conexión a Internet, en caso de ser posible lo ideal sería contar con un buen ancho de banda, es decir, un mínimo de 10 Mbps o 20 Mbps. Hoy en día, en casa hay muchos dispositivos conectados a la red, para evitar el cuello de botella o buffer que pone lenta la red, es importante considerar la instalación de un router que maximice el rendimiento, velocidad y cobertura de la red inalámbrica, evitando saturaciones.

Para obtener la señal más potente, un rendimiento óptimo y el área de cobertura más amplia es importante colocar el router en el centro del hogar, lejos de las paredes u otras obstrucciones. Teniendo en cuenta esto, la empresa o institución deberá brindar a sus empleados almacenamiento en la nube, de tal manera podrá tener acceso inmediato a información y también podrá realizar respaldo de su trabajo, en cualquier momento.

Finalmente, es importante contar con algún software de gestión para un mayor control y supervisión del trabajo remoto mediante el cual se podrán tener medidas exactas de los resultados y así como de la productividad de los empleados. Lejos de que el Home Office sea una opción, debemos tomarlo como una iniciativa formal que brindará grandes beneficios a las organizaciones e instituciones educativas, de tal manera que en caso de posibles contingencias estarán preparadas para enfrentar los retos que se presentan.

Otros contenidos: Líneas de Crédito de Contingencia Para Nómina

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Idioma »
Cerrar
Cerrar