Industrias Creativas: una alternativa de desarrollo económico-social

  • La creatividad y la cultura son dos pilares fundamentales para fortalecer las actividades y el crecimiento de una Nación.

Las Industrias Creativas son la base de la Economía Naranja

Ese concepto que en los últimos años se ha convertido en un tema de conversación entre los gobiernos del mundo. Los cuales reconocen que su desarrollo permite que los sectores culturales y artísticos generen, además de ganancias económicas, una gran riqueza social. Según las últimas cifras entregadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en América Latina la Economía Naranja representa 4% del Producto Interno Bruto (PIB) con una proyección de crecimiento para los próximos años.

Colombia no es ajena a esta evolución. En 2017 la Economía Naranja representó el 6% del PIB moviendo alrededor de $20 billones. Las industrias creativas, por su parte, se consolidaron como el 3,4% del PIB generando casi un millón de empleos directos e indirectos. A esto se suma que el presidente Iván Duque Márquez confirmó que Bancoldex, el banco de desarrollo empresarial y comercio exterior de Colombia, destinará $1.300 millones para financiar proyectos de este tipo por medio de las Cámaras de Comercio y emitirá los Bonos Naranja para ayudar a financiar los emprendimientos creativos.

No es un secreto que el auge de la Economía Naranja en el país le está dando mayor visibilidad a los talentos, y está contribuyendo al desarrollo social y cultural de la comunidad. Para continuar fortaleciendo sus esfuerzos en torno a las Industrias Creativas, especialmente en la del cine que en 2017 tuvo una producción de tan sólo 42 cintas, Colombia puede ver a Nueva Zelanda, uno de los destinos con más potencial en este sector, como una referencia de éxito.

Un destino atractivo para la Industria Creativa

“Nueva Zelanda se destaca por contar con una serie de programas educativos que combinan tecnología y creatividad para la realización de películas, cortometrajes y animaciones. El éxito de películas como El Señor de los Anillos, El Hobbit, King Kong y Las Crónicas de Narnia; así como el boom de los efectos visuales plasmados en producciones como Avatar, son muestra clara de que la industria cinematográfica, y en general las Industrias Creativas en el país, cuentan con el respaldo de un sistema educativo de clase mundial».

«Por ser uno de los destinos cuyas universidades están referenciadas en el QS World University Ranking, cada vez más estudiantes internacionales optan por ir a estudiar artes creativas allí. Solo en 2017 el país recibió más de cinco mil estudiantes internacionales interesados en realizar sus programas de pregrado y maestría en estas áreas, lo que representó un aumento de 24% comparado con 2012”, asegura Javiera Visedo, Gerente de Educación de Education New Zealand para Chile y Colombia.

[adrotate banner=»50″]

[adrotate banner=»51″]

Aunque muchos piensan que la realización de filmes en este país de Oceanía tienen que ver únicamente con la belleza natural de sus paisajes, lo cierto es que su oferta académica y su experiencia técnica son las principales razones que han llevado a que estudios cinematográficos tan reconocidos como Walt Disney Pictures y New Line Film Productions Inc. decidan rodar sus cintas allí.  Este año, Universal Pictures se sumó a la lista con el rodaje de la película Mortal Engines que estará en las salas de cine de todo el mundo en diciembre de 2018.

“Los cineastas y los estudios de esta película eligieron a Nueva Zelanda por ser un destino educativo líder en el desarrollo de las artes creativas, que ofrece a sus graduados oportunidades de carrera en todo el mundo. Esta es la primera cinta que es grabada en su totalidad en el país, y que cuenta con un equipo de trabajo que entre actores, técnicos, maquilladores y extras es 98% neozelandés”, agrega Visedo.

La Economía Naranja definitivamente ha sido una apuesta central y estratégica para que Nueva Zelanda se posicione como un país moderno, dinámico y creativo con mucho que ofrecer en el competitivo mercado internacional.

Los colombianos pueden ver en este destino una posibilidad para ir a estudiar y aprender todo lo necesario para, una vez concluido el programa académico, regresar y trabajar en la gestión del desarrollo artístico e industrial de este sector fomentando la producción nacional y el rodaje de películas en el país.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Idioma »
Cerrar
Cerrar