Datos con Relevancia y Propósito

El exceso de información en tiempos de coronavirus, hace a las personas alejarse de la misma. No obstante, hay un problema aún más grave: los datos expuestos sin análisis y comentarios. En el ámbito de la evaluación, muchas personas se obsesionan con recolectar mucha información: entienden que cuantos más datos tengan sobre las personas, más base tendrán para sacar conclusiones. Por tanto, crean sistemas de evaluación en los que miden una cantidad exorbitante de competencias, inteligencia y/o aptitudes en sus diferentes acepciones: actitudes, personalidad, valores, experiencia, logros académicos, huella digital, y así hasta el infinito.

Luego, todo aquello, convenientemente agitado, pasa por un “embudo”, o una especie de algoritmo mágico, que traduce esos datos en un nuevo dato, el “número áureo”, que nos da la “medida” de esa persona. Es el momento de decirlo: el pasar un montón de alimentos diferentes por una batidora no tiene necesariamente que dar como resultado algo comestible.

También le puede interesar: Estrategias de Selección de Personal a través de Internet

Aunque pueda resultar paradójico, una mayor cantidad de datos no necesariamente es mejor. El tener demasiados datos hace más difícil extraer sentido de los mismos. Los datos en sí carecen de sentido, porque describen parcialmente la realidad y no proporcionan juicio ni interpretación. Los datos en bruto no nos dicen qué hay que hacer. Sólo son la materia prima de la información.

La información consiste, como decía Drucker, en “datos con relevancia y propósito”. No todos los datos son, ni mucho menos, relevantes. Algunos (la mayoría, incluso), no le añaden nada a la evaluación. En un mundo de Big Data se habla de “overdatification”: cuando el exceso empieza a convertirse en un problema. En la evaluación puede aplicarse perfectamente el concepto de “datos oscuros”, o “datos ROT” (redundantes, obsoletos o triviales) para gran parte de la data acumulada en estos procesos.

La misión del evaluador no es acumular datos, sino centrarse en aquellos que son más relevantes a la hora de predecir el rendimiento, como son las competencias y conductas asociados (las competencias realmente críticas, claro está). Esa es realmente la información que permite tomar decisiones. Todo lo demás sobra.

Otros contenidos: Beneficios de las Pausas Activas Durante la Cuarentena

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Idioma »
Cerrar
Cerrar