Cuáles son las 4 Mayores Amenazas del Home Office para las Empresas

Por: Cástulo Rodríguez Correa – Presidente de la Sociedad Colombiana de Medicina del Trabajo

Debido a la actual pandemia de covid-19, las empresas se han visto forzadas a implementar por tiempo completo la modalidad de trabajo remoto. Esto, no sólo ha representado un reto para los empleados sino también para los trabajadores quienes tienen que adaptarse a realizar sus deberes en un espacio familiar, donde las distracciones y la motivación varían de un caso a otro. A continuación, se explicarán cuáles son las 4 mayores amenazas para las empresas de acoplar la modalidad de trabajo en casa para sus trabajadores.

Diferencia entre Trabajo en Casa y Teletrabajo

Un concepto a tener en cuenta para diferenciar estas dos clases de trabajo, son los derechos y obligaciones laborales. En el teletrabajo, el trabajador tiene los mismos derechos y obligaciones establecidos para los trabajadores de la empresa con la cual trabaja, sea cualquiera la modalidad de contratación seleccionada, incluyendo un contrato de trabajo escrito.

En el trabajo en casa, el trabajador no está incluido en el sistema de seguridad social, a no ser que lo pague totalmente por su cuenta, ni tiene ninguna prestación social. En la práctica, él se autocontrata.

En el caso del teletrabajo, en general esta modalidad especial de prestación de servicios se caracteriza por la utilización de tecnologías de la información y las telecomunicaciones (TIC), las cuales son de suma importancia en todo el proceso del trabajo.

En el caso del trabajo en casa o a domicilio, no siempre son necesarias las telecomunicaciones. En algunos casos, existen trabajadores en casa que sí utilizan las tecnologías de la información y las telecomunicaciones (TIC), pero no son las únicas, porque son muchos los casos de trabajadores en casa que utilizan otro tipo de tecnologías, como puede ser el caso de una costurera, que hace o arregla vestidos desde su casa.

También le puede interesar: Teletrabajo: Productividad Remota en Tiempos de Coronavirus

Asumir Gastos Extra

En caso del teletrabajo, la entidad debe asumir los gastos de acondicionamiento tecnológico en el domicilio o puesto de trabajo donde el empleado ejecuta las tareas a distancia. De igual forma, las empresas deben pagar a sus trabajadores si no proporcionan las herramientas necesarias para el trabajo.

La empresa reduce costos, pero asume la posibilidad de que se utilicen materiales riesgosos para el bienestar y la salud de los trabajadores, así supuestamente no sea esa su responsabilidad en este caso, o para la calidad del producto final.

Dificultad de los Trabajadores para Concentrarse

Muchos trabajadores no se adaptan a su nuevo ambiente laboral, o no es compatible con su organización familiar. No logran concentrarse por estar en un ambiente distinto al laboral o por distracciones externas como la familia.

Pérdida de Control y Comunicación Informal con el Teletrabajador

En algunos casos, desaparece la unión y la motivación del trabajador hacia la empresa al no tener un jefe que motive el trabajador a diario, existe un riesgo de desunión a la empresa y reduce la productividad.

Por otro lado, en el caso del trabajo en casa o a domicilio, puede darse la pérdida de control y comunicación con el trabajador en casa o a domicilio. El empleador, al no tener una continua comunicación con el trabajador a domicilio, puede estar insatisfecho con el trabajo final. En ocasiones podría ver los avances si el trabajador lo ve necesario, pero usualmente no tiene acceso al trabajo que se ejecuta en casa.

Falta de Unión con la Empresa

Al no sentirse identificados con la empresa, podrían producir finalmente un trabajo bastante pobre. Si bien esto depende de cada persona, es una posibilidad que no puede descartarse. Así como se pueden presentar los casos de hiperconexión en los cuales los trabajadores se ven forzados a atender llamadas de sus jefes y obligaciones en horario no laboral, también está el caso de quienes no contestan o “se descuidan” por andar atendiendo otras situaciones del hogar que no necesariamente tienen que ver con el trabajo.

En conclusión, si bien son innumerables las ventajas de esta modalidad, no se puede desconocer que su temprana implementación en empresas y trabajadores que aún no están preparados puede resultar un reto, pues, el trabajo remoto no es para todo el mundo.

Otros contenidos: Cómo Ser un Buen Líder para tu Familia: La Guía Definitiva

 

 

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Idioma »
Cerrar
Cerrar