Contraoferta laboral, una opción que no se debe tomar a la ligera

  • El dinero, el prestigio de la organización, los planes de carrera y el balance entre vida personal y trabajo son algunos de los factores que deben tener en cuenta los colaboradores para aceptar una contraoferta laboral.

El trabajo es indispensable para la mayoría de los colombianos, no solo porque les permite tener una entrada económica para el pago de sus necesidades básicas, sino porque contribuye a su realización profesional y personal. Sin embargo, no todos los colaboradores sienten satisfacción con su actual empleo y por ello deciden cambiarlo.

La contraoferta laboral se presenta en el momento en que algún colaborador manifiesta su deseo de desvincularse de la compañía, generalmente por una oportunidad de crecimiento tanto económico o a nivel de cargo en otra empresa. Es ahí cuando algunas organizaciones buscan retener el talento, sobre todo en cargos críticos o representativos para la compañía.

De acuerdo con cifras de Michael Page, firma de reclutamiento que más perfiles específicos ubica en el mercado laboral colombiano, las contraofertas laborales se presentan en un 30% de los casos para el 2018.

Felipe Delgado

Felipe Delgado,
Director de Michael Page

[adrotate banner=»18″]

[adrotate banner=»19″]

Felipe Delgado, Director de Michael Page, menciona que para que una contraoferta laboral sea exitosa, es necesario que el empleador haga un aumento del sueldo por encima del 30%,  además de ofrecer un plan de carrera o un ascenso a mediano plazo.

Los cargos en que más se da la contraoferta laboral en Colombia son para las posiciones más especializadas y con poca probabilidad de reemplazo. “Este fenómeno se genera cuando el empleador define que la pérdida del conocimiento versus el tiempo de entrenamiento es demasiado alto para la empresa” mencionó Delgado.

Según el experto, las contraofertas laborales son más comunes en los sectores de tecnología, finanzas e ingeniería. Más del 40% de los profesionales que se desempeñan en el sector de tecnología han recibido una contraoferta laboral, cerca de un 25% de los profesionales en ingeniería también y de igual manera los profesionales de las áreas comerciales, en un 30%”.

Factores a tener en cuenta para aceptar una contraoferta laboral

Un colaborador debe tener en cuenta siete factores para decidir si le conviene aceptar o no una contraoferta laboral: dinero (paquete de remuneración fijo y variable), prestigio de la organización, ambiente laboral, plan de carrera ofrecido, tareas que realizará, distancia que hay entre el trabajo y su hogar, y balance entre el tiempo que se dedica al trabajo y la vida personal.

Finalmente, el experto concluyó que la contraoferta laboral no se debe tomar a la ligera ya que puede llegar a ser un arma de doble filo. “Existen varios casos de colaboradores que expresan a sus jefes directos su deseo de cambiar de empleo con el fin de que les mejoren sus condiciones de trabajo, sin embargo, no todos los jefes están dispuestos a hacerlo para poder retener el talento” recalcó Delgado.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Idioma »
Cerrar
Cerrar